El tarot y su origen

El tarot y su origen

Existen distintos tipos de Tarot, que provienen de diferentes puntos del planeta, y a su vez de las diferentes culturas y pueblos que le dieron origen. Sin embargo, el Tarot en sí, tiene un origen que le es propio, y que muchos desconocen, lee en esta nota, la historia del Tarot y de sus orígenes.

El término Tarot, lo utilizamos cuando nos referimos a una baraja, es decir un conjunto de naipes o también llamadas cartas. Sin embargo, el termino tarot tiene dos concepciones, por un lado se refiere a un juego entre personas con esas naipes, como un juego de salón con reglas que le son propias; y por el otro, al uso de esa misma baraja de naipes con fines adivinatorios y predictivos, ya sea de la situación pasada, presente o futura. Y es en este sentido cuando ya no hay varias personas sino, que es una la que tira las cartas llamada Tarotista y la otra la que consulta a las cartas, llamada Consultante.

En este último sentido, el tarot pertenece al grupo de la cartomancia, es decir de la practica adivinatoria y búsqueda de informacion oculta a través de la lectura de las cartas.
En cuanto a sus orígenes, existe consenso en ubicarlos en el siglo XIV. En esta época se documenta que las cartas del tarot empezaron a usarse a modo de códigos para poder así y mediante ellas, transmitir las enseñanzas de las escuelas de la Edad Media.

Se cree también que en esa época, este modo de tarot se fue expandiendo a través de tres rutas comerciales con el Oriente, a saber, la ruta por mar portuguesa y que rodea a Africa (Ruta Arabe), la ruta de la Seda y finalmente, la ruta terrestre hacia el Mar Rojo. Así fue ingresando a Europa, por medio de los mercaderes árabes, asiáticos y los mismo europeos. Se ingresaban sedas, mercadería de lujo y juegos como el Ajedrez y Parchís, siendo ambos juegos de origen indio. Se cree entonces que por este mismo medio o incluso también, por la constante migración de los gitanos ingresó el Tarot.

La baraja de Tarot mas antigua que se conserva es la llamada Visconti-Sforza, donde en las cartas hay imágenes de familias, exceptuando dos de ellas, a saber, la Muerte y el Ermitaño. Por las formas y vestimenta de las figuras, se cree que este tarot tiene sin dudas, un origen oriental.

Luego se fue adaptando, modificando sus imágenes, siempre de acuerdo al gusto de los clientes y de los nuevos países donde iba a funcionar, es asi que comienza a tomar imágenes católicas de la Biblia, asi como de los mitos griegos.

Actualmente podemos decir, que sucede lo mismo, los autores de las naipes de tarot van modificando las imágenes y las escenas de las mismas, pero siempre permanece el significado y el eje central, asi como su fin y objetivo: la practica adivinatoria a través de la lectura de las tiradas, tiradas que también varían según el tarotista, el tipo de tarot y la cultura en la que se desenvuelve tal tarot.

Una cuestión que queda clara es que desde sus orígenes las barajas se formaban por Arcanos Mayores y Arcanos Menores, si bien esto puede no ser asi, los registros de los tarots mas antiguos que se tienen, ya comprendían ambos tipos de Arcanos dentro de la misma baraja.

Puedes enviar un comentario, o trackback.

Enviar un comentario

Powered by WL